EL CAZADOR DE ESTRELLAS

El muerto con sombra enmohecida sostiene una botella de cerveza irlandesa, varios cigarrillos esparcidos en el suelo aún húmedo por el relente que invade nublan la luna que se asoma por el espejo del baño. Los muebles empotrados en sus respectivos lugares de años cotidianos, sobre la cama una mancha de gata libertina y prófuga Parda y húmeda. Las paredes aún con sus cuadros cromáticos de rostros delineados por los claroscuros de nitrato. Mis pasos desaparecen en el sofá color azul frente al delgado televisor que desde sus entrañas muestra el episodio tercero de la cuarta temporada de Game of Thrones.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s